Como afrontar un despido

Un despido supone un cambio crítico, que podemos o no prever pero que en cualquier caso supone un grado de incertidumbre importante. En definitiva se trata normalmente de una crisis vital importante.

Es precisamente esta incertidumbre lo que conmueve normalmente los pilares de nuestra estructura mental y emocional porque en ella confluyen varios factores que exponemos a continuación.

 

  1. Nos enfrentamos a la incertidumbre en relación de con la estabilidad económica lo que afecta directamente a nuestra sensación de seguridad que es una de las necesidades fundamentales de los seres humanos y más aún cuando tenemos cargas familiares y/o compromisos económicos con los que estamos en deuda (hipotecas, carreras universitarias de los hijos, préstamos, etc.).
  2. Nos exponemos a un nuevo contexto. Salir al mercado laboral nuevamente después de años conviviendo en la misma estructura y con los mismos compañeros supone el reto de enfrentarnos a lo desconocido y normalmente activa nuestro sistema de alerta. Nos preguntamos por la reversibilidad de esta situación, por el tiempo que tardaremos en encontrar un nuevo trabajo y las condiciones de este (el ambiente, la distancia, las condiciones económicas, los compañeros, los jefes……) y nuestro cerebro construye escenarios variados y nos enfrenta a ellos cargando el proceso de una carga de ansiedad importante. La importancia percibida de este factor se incrementa con la edad y con los años de experiencia en la empresa.
  3. Nos enfrentamos al juicio social en el que se asocia trabajar y asocia éxito vital con el éxito laboral y económico. Este aspecto es especialmente importante en los hombres que muchas veces tienen la sensación percibida de pérdida de valor e importancia.
  4. Pero sobre todo, nos enfrentamos a nosotros mismos, a nuestros miedos e inseguridades, a nuestra resiliencia, a nuestras aptitudes percibidas, a nuestra capacidad para ser flexibles, a nuestra capacidad de aceptación…. En función de la salud de nuestra autoestima y de nuestras habilidades emocionales y mentales transitar por esta crisis será una oportunidad o un problema.

Un despido puede ser una invitación para el autoconocimiento, una oportunidad para el reposicionamiento vital si se sabe interpretar de forma constructiva.

No creo en las recetas mágicas de 10 pasos para hacer de esta crisis algo constructivo porque aunque haya aspectos comunes evidentemente nuestras circunstancias son personales. Yo más bien te invito a la reflexión profunda y a que aproveches este momento para ser acompañado en el proceso y despojarte de todo lo que te lastra y te evita mirar el futuro con confianza, con ojos curiosos y con optimismo. Todo esto no supone sumergirse en un mundo fantástico de puertas siempre abiertas y opciones fáciles, sino por el contrario, tomar el impulso y la fuerza que te permitirá ejercer tu responsabilidad con auto respeto y conciencia.

Somos muchos los psicólogos y terapeutas que entendemos que ofrecemos tarifas especiales a personas que por circunstancias no pueden asumir el coste ordinario de las sesiones. Busca, pide y encuentra un facilitador que colabore a aportar valor a tu perspectiva y a tu crecimiento en este proceso.

 

Deja tus comentarios

Tu e-mail no saldrá publicado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.